fbpx

BIÓNICAS!

Jamie Sommers fue uno de los personajes favoritos de mi infancia. Esa primera mujer cyborg, ingeniosa, dotada de un oído biónico, capaz de escuchar en diferentes frecuencias y distancias, con una extraordinaria fuerza (brazo y piernas biónicas) se lograba mover a una velocidad superior.

Hoy ese recuerdo sirve para hablar de “organizaciones biónicas”, porque estas combinan capacidades humanas y tecnológicas para desarrollar relaciones superiores con los clientes, operaciones más productivas y tasas de innovación exponencialmente mayores. La sangre de estas empresas son los datos y todo lo demás fluye desde ahí.

Un error común es creer que el poder de la tecnología debe ser ligado solo a mejorar la productividad y eficiencia. Las organizaciones biónicas, en cambio, ponen en el centro su propósito y buscan constantemente nuevos modelos de negocios y nuevas formas de mejorar la experiencia de sus clientes. Cuatro facilitadores les permiten operar como biónicas: dos tienen que ver con tecnología y datos (AI, machine learning, etc) y los otros dos abordan el talento de las personas, metodologías de trabajo y la manera de extender su alcance funcionando como plataforma de apalancamiento de capacidades externas (ej: gig economy).

Esta semana BCG organizó un seminario sobre organizaciones biónicas en Latam e invitó a tres empresas que llevan varios años (y varios dolores) transitando el camino de la transformación. Todas coincidieron en que el principal desafío es combinar la atracción y desarrollo de un talento excepcional y autónomo, con una cultura innovadora que base sus decisiones en datos. “Debemos pasar de operar procesos a rediseñarlos para mejorar la experiencia” destaca Claudia Ramos, Chief Data Officer de BCI, relevando que las capacidades digitales combinadas con un propósito claro es lo que les ha permitido en esta crisis escuchar a sus clientes y amplificar el alcance de los “Productos Covid”, algo imposible de ejecutar en la escala y velocidad sin esa combinación.

Alec Ross, autor de The industries of the future destaca que la relación del trabajo realizado por humanos versus máquinas hoy es 71% humanos y 29% máquinas. En el 2025 la proporción será 48% humanos y 52% máquinas. Destaca que esa tendencia seguirá avanzando y el tránsito será muy doloroso. Para él es urgente empujar a todo nivel el desarrollo de las habilidades humanas como el pensamiento crítico y analítico, la resolución de problemas complejos, el aprendizaje activo, la creatividad e iniciativa, la enseñanza de programación, el liderazgo e influencia social y la inteligencia emocional.

Cuando el mundo ya está transitando a compartir cada vez más el trabajo entre humanos y máquinas es relevante plantearnos hacia dónde encaminar los esfuerzos; porque la pandemia puso de relieve -como nunca antes- la urgencia de integrar más estrechamente los datos, la tecnología y las sensibilidades humanas en cada decisión importante que tomemos como sociedad.

← volver
Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin